Su personalidad

Situado en el Parque Natural de las Hoces del Río Riaza y ha intramuros de la Villa Medieval de Maderuelo, encontrarás un concepto diferente de Hotelería.

Un hotel con encanto en Segovia pensado para público adulto, donde los pequeños detalles aflora en rincones de marcada personalidad con una exclusividad y confort para huéspedes únicos y especiales.

El cuidado en los detalles se hace evidente en cualquier rincón, mobiliario colonial importado de Indonesia y rincones mágicos impregnados de calma donde podemos sentir como nos arropa el silencio, un hotel boutique que seduce al visitante nada mas entrar y sorprende desde el primer momento con una puesta en escena que merece un capítulo aparte.

Siente el placer en el verdadero sentido de la palabra en nuestra zona Spa Experience, diseñada para disfrutarla en privado aportando así una mayor exclusividad.

Un restaurante que ofrece una cocina fresca con un estilo propio y menús que acompañan los ciclos naturales de los productos y las estaciones del año aprovechando así las mejores materias primas.

Un hotel apto para nómadas en busca de un ambiente distendido con lujos modernos y sin las pretensiones y expectativas de establecimientos de prestigio, un nuevo y exclusivo concepto de alojamiento diseñado para adultos donde la realidad se aleja de la rutina.

Alojarse en este hotel es gozar de la comodidad de unas instalaciones modernas, de la plenitud del entorno, el placer de la gastronomía y el contacto con la naturaleza que harán las delicias de quienes buscan descubrir nuevas tendencias del turismo rural.

Un destino perfecto que cuidará y mimará cada uno de tus sentidos en un marcado ambiente que contrasta con su arquitectura. Intimidad y desconexión son atributos encontrados en el cálido pasaje que alberga la entrada al hotel.

Capítulo Trece no es un punto evidente en el mapa, no es un lugar de paso, si no de destino.

Recuerda que Capítulo Trece no es un hotel pensado para niños.